jueves, 25 de mayo de 2017

Prefacio de la Ascensión

Juan de Flandes - Ascensión

En verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo,
Dios todopoderoso y eterno:

Porque el Señor Jesús, Rey de la gloria,
triunfador del pecado y de la muerte,
ante la admiración de los ángeles
ascendió (hoy) a lo más alto de los cielos,
como Mediador entre Dios y los hombres,
Juez del mundo y Señor de los espíritus celestiales.
No lo hizo para apartarse
de la pequeñez de nuestra condición humana
sino para que lo segamos confiadamente como miembros suyos,
al lugar donde nos precedió él,
cabeza y principio de todos nosotros.

Por eso, con esta efusión del gozo pascual,
el mundo entero está llamado a la alegría
junto con los ángeles y los arcángeles
que cantan un himno a tu gloria, diciendo sin cesar:

Santo, Santo, Santo
es el Señor, Dios del universo. 
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo. 
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Por las víctimas de la violencia y del terrorismo


Oremos por cuantos han fallecido en el atentado terrorista de Manchester, por los niños y adultos que han encontrado la muerte en una nueva manifestación del terror fundamentalista.

Y oremos por los que utilizan el terror como instrumento político o religioso. Para que el Dios verdadero ilumine sus conciencias, y abandonen tan execrable instrumento de violencia y pecado.

martes, 23 de mayo de 2017

Por los cristianos perseguidos


En aquellos días, la plebe de Filipos se amotinó contra Pablo y Silas, y los magistrados dieron orden de que los desnudaran y los apalearan; después de molerlos a palos, los metieron en la cárcel, encargando al carcelero que los vigilara bien; según la orden recibida, los metió en la mazmorra y les sujetó los pies en el cepo.

Este texto de los Hechos de los Apóstoles que leemos como primera lectura nos invita a seguir orando por todos los cristianos que sufren en nuestros días la persecución a causa de la confesión de la fe. para que el Señor los fortalezca y consuele. Roguemos al Señor.

jueves, 18 de mayo de 2017

¿Cuándo llegarás?


¿Cuándo llegarás consolador mío a quien espero?
¿Cuándo veré en mi alegría a aquel que yo deseo?
Quedaré saciado cuando aparezca tu gloria, de la que tengo hambre.
¿Cuándo seré embriagado con la abundancia de tu casa, tras de la cual suspiro?
¿Cuándo beberé en el torrente de tu placer, del que tengo sed?
Mientras tanto, Señor, que mis lágrimas sean mi alimento día y noche,
hasta que me digas: He aquí tu Dios,
hasta que oiga: Alma he aquí tu esposo.

San Anselmo
Oración II ante Cristo

miércoles, 17 de mayo de 2017

Por mi difunto padre


Oremos por mi difunto padre don José María Torres, que nació este día del año 1928. Que el Señor le conceda el descanso eterno y la luz perpetua.

Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando,
cuán presto se va el placer,
cómo, después de acordado,
da dolor;
cómo, a nuestro parecer,
cualquiera tiempo pasado
fue mejor.

  Pues si vemos lo presente
cómo en un punto se es ido
y acabado,
si juzgamos sabiamente,
daremos lo no venido
por pasado.
No se engañe nadie, no,
pensando que ha de durar
lo que espera,
más que duró lo que vio
porque todo ha de pasar
por tal manera.

  Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,
que es el morir;
allí van los señoríos
derechos a se acabar
y consumir;
allí los ríos caudales,
allí los otros medianos
y más chicos,
y llegados, son iguales
los que viven por sus manos
y los ricos.

domingo, 14 de mayo de 2017

Prefacio 4 de Pascua


En verdad es justo y necesario,
 es nuestro deber y salvación
glorificarte siempre, Señor,
pero más que nunca en este tiempo,
en que Cristo, nuestra pascua, ha sido inmolado.

Porque en Él
fue demolida nuestra antigua miseria,
reconstruido cuanto estaba derrumbado
y renovada en plenitud la salvación.

Por eso, con esta efusión de gozo pascual,
el mundo entero se desborda de alegría
y también los coros celestiales,
los ángeles y los arcángeles,
cantan sin cesar el himno de tu gloria:

Santo, Santo, Santo
es el Señor, Dios del universo. 
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo. 
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.