miércoles, 30 de noviembre de 2016

Para que seamos portadores de la Luz y la Belleza de Dios


Vivimos en un mundo  tantas veces oscuro y mediocre donde la mezquindaz hemos dejado que acampe entre nosotros habitando y haciendo morada en nuestros corazones.

Oremos hoy para que sea el Verbo de Dios, su luz, grandeza y belleza las que dominen todo nuestro entorno y llenen nuestro ser para que podamos sentirnos verdaderos hijos de la Luz, de lo Bello, del Grande, de Dios, Padre y Señor Nuestro.

domingo, 27 de noviembre de 2016

Prefacio 1 de Adviento


En verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre Santo,
Dios todopoderoso y eterno,
por Cristo Señor nuestro.

Él vino por primera vez en la humildad de nuestra carne,
para realizar el plan de redención trazado desde antiguo,
y nos abrió el camino de la salvación;
para que, cuando venga por segunda vez
en el esplendor de su grandeza,
podamos recibir los bienes prometidos 
que ahora aguardamos en vigilante espera.

Por eso, con los ángeles y los arcángeles,
y con todos los coros celestiales
cantamos sin cesar el himno de tu gloria:

Santo, Santo, Santo es el Señor,
Dios del Universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Por nuestros hermanos difuntos


Oremos por todos nuestros hermanos, familiares, amigos y conocidos difuntos. Que el Señor, rico en amor y misericordia, perdone todas las faltas de su vida terrestre, y los permita gozar de la gloria de su resurrección.

Dales, Señor, el descanso eterno,
y brille para ellos la luz perpetua.
Descansen en paz.
Amén

jueves, 17 de noviembre de 2016

En señal de la paz que Dios hacía


 En señal de la paz que Dios hacía
con el hombre, templando sus rigores,
los cielos dividió con tres colores
el arco hermoso que a la tierra envía

   lo rojo señalaba el alegría,
lo verde paz y lo dorado amores;
secó las aguas, y esmaltaron flores
el pardo limo que su faz cubría,

   Vos sois en esa cruz, Cordero tierno,
arco de sangre y paz que satisfizo
los enojos del padre sempiterno;

   vos sois, mi buen Jesús quien los deshizo;
ya no teman los hombres el infierno,
pues sois el arco que las paces hizo.

Lope de Vega
Rimas Sacras. Soneto XLIX

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Alabanza cósmica a Cristo Pantocrátor


Los cuatro seres vivientes, cada uno con seis alas, estaban cubiertos de ojos por fuera y por dentro. Día y noche cantan sin pausa: «Santo, Santo, Santo es el Señor, soberano de todo: el que era y es y viene

Y cada vez que los cuatro seres vivientes dan gloria y honor y acción de gracias al que está sentado en el trono, que vive por los siglos de los siglos, los veinticuatro ancianos se postran ante el que está sentado en el trono, adorando al que vive por los siglos de los siglos, y arrojan sus coronas ante el trono, diciendo: «Eres digno, Señor, Dios nuestro, de recibir la gloria, el honor y el poder, porque tú has creado el universo; porque por tu voluntad lo que no existía fue creado

Apocalipsis 4

martes, 15 de noviembre de 2016

Para que el Señor nos conceda el arrepentimiento


Conozco tus obras; tienes nombre como de quien vive, pero estás muerto. Ponte en vela, reanima lo que te queda y está a punto de morir. Pues no he encontrado tus obras perfectas a los ojos de mi Dios. Acuérdate, por tanto, de cómo recibiste y oíste mi palabra: guárdala y arrepiéntete. Porque, si no estás en vela, vendré como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. Ahí en Sardes tienes unos cuantos que no han manchado su ropa; ésos irán conmigo vestidos de blanco, pues se lo merecen. El que salga vencedor se vestirá todo de blanco, y no borraré su nombre del libro de la vida, pues ante mi Padre y ante sus ángeles reconoceré su nombre.

En la primera lectura de la Eucaristía leemos esta admonición del Apocalipsis a la comunidad cristiana de Sardes. También nosotros necesitamos recordar que nuestras obras, con frecuencia, no son perfectas. Por lo tanto, oremos los unos por los otros, para que el Señor nos conceda el arrepentimiento de nuestros pecados, para poder así ver inscritos nuestros nombres, junto a los vencedores, en el libro de la vida.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Por el Papa


Oremos hoy, especialmente, por el Santo Padre, el papa Francisco, de cuya catedral celebramos la dedicación. Para que el Señor le conceda con abundancia el don del Espíritu Santo para seguir guiando a la Iglesia con el cayado de san Pedro.